Ayúdanos a combatir las secuelas de la meningitis

Ayúdanos para que podamos darles los mejores cuidados. Ellos se lo merecen. Ayúdanos a crecer y les estarás ayudando a ellos. Mario fue un niño prematuro, sufrió sepsis nosocomial y meningitis bacteriana con tan solo 21 días de vida. Sobrevivió pero la bacteria le dejó graves secuelas, un daño cerebral profundo